domingo, 9 de junio de 2013

Tan cerca y tan lejos.

Hoy puedo hablar de la distancia. Ahora sé lo que es querer a alguien que esté a unos putos kilómetros de mierda, sentir que quieres estar con él, que quieres tocarlo, sentirlo, pero sabes que eso no va a ser por esos putos números que te separan de él. Y yo ahora me hago una pregunta ¿Por qué las mejores personas no están en el mismo lugar que nosotras? Y eso es lo que no entiendo, me río con él, disfruto y me alegra un día como si fuera único, pero no está conmigo. Y yo no, no me voy a dar por vencida, no le voy a dar la razón a los putos kilómetros que nos separan, que al fin y al cabo son sólo eso, kilómetros. Porque lo que siento por esa persona es indescriptible, tanto que ni el tiempo me va a hacer cambiar de opinión.. No pasa un día en el que no te eche de menos, que no te necesite ni te piense, que no me imagine a tu lado, que no odie tus mensajes porque no son besos, que no sonría al pensar que cada segundo que pasa es uno menos para poder estar contigo y que no me de cuenta de que te voy queriendo cada día un poco más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario