sábado, 18 de mayo de 2013

Y el silencio se vio interrumpido

Por una carcajada de alegría por su regreso, que tras tomar aire, las encadenó en un largo e inolvidable beso, recordando todos los momentos que había pasado junto a el, y que no volvería jamás a pasar.
Da igual, estamos hechos el uno para el otro, las historias imposibles también existen, cada día soñaré que estás a mi lado, y puede que algún día mi sueño se pueda cumplir. Nunca perderé la esperanza, eso es lo ultimo que se pierde, mientras andaré por un camino sin rumbo, intentando andar en rumbo a tu corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario