miércoles, 22 de mayo de 2013

Verás...


 Me cansé de ser esa que se pasa el día lamentándose por las cosas, mirando hacia atrás y arrepintiéndome, o a veces sintiéndome mal con todo lo que me envuelve y tener que callarme por no ser esa que siempre se queja. Me cansé de dar sin recibir nada a cambio, me cansé de pasarme los días poniendo sonrisas falsas a mi rostro por tal de que los que están a mi alrededor no se quejen de que no lo hago… me cansé de toda esta situación. Porque esto no es vida. Y decidí cambiar, cambiar esta manera negativa de ver la vida. Porque a lo mejor, ser feliz no es sonreír a todas horas. Vivir al límite, no es no acordarte a la mañana siguiente. Soñar, no es no despertar y ver la realidad. Un rollo, no siempre es un "aquí te pillo, aquí te mato". Porque a lo mejor, beber no es emborracharse y respirar no siempre es necesario. Que todo dependa de cómo lo mires. Subir la cuesta de enero, no es escalar una montaña. Buscar a la persona indicada, no es probar miles de bocas. Sentir cosas nuevas, no es visitar distintas camas. Sonreír y que te sonrían, no tiene porque ser sincero. Hacer ejercicio, no siempre es síntoma de un complejo escondido. Querer, no siempre duele. Querer, no siempre es bonito. El amor, es fácil de fingir. Robar cuatro besos tontos y cien pecados capitales, regalar cuatro "te quieros"




No hay comentarios:

Publicar un comentario