martes, 14 de mayo de 2013

No te des por vencida.

-¿Por qué estás convencida de jamás lo conseguirás?
-Porque sí, porque creo que nunca voy a conseguir lo que quiero, quizás me equivoqué a la hora de elegir mis metas, quizás soñé demasiado mientras pensaba todo esto y me dejé llevar.
-¿Pero creer el qué? ¿Qué no eres lo suficiente buena? ¿Lo suficiente inteligente? ¿Lo suficiente guapa?
-Pero no me vale ser normal, no me vale ser el suficiente, estar en la línea, no. Mira las cientas de personas que se quedan por el camino.
-¿Y esas otras cientas que si que lo consiguen?
-Ya te he dicho que es demasiado complicado, que es imposible.
-Cariño, pero lo imposible no existe. Solo puedo decirte que si no lo intentas jamás lo conseguiras, yo solo puedo prometerte que estaré todos los días, todas las noches apoyándote; yo te prometo que seré aquel que te llene de energía con mis besos cada mañana, aquel que te lleve tazas de chocolate cuando más cansada estés, te daré mis brazos para que duermas sobre ellos todas las noches. Pométeme que lo intentarás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario