viernes, 12 de abril de 2013

Y cuando piensas que todo está acabado, aparece alguien, por casualidad, que te cambia la vida. Quizás estaba ahí desde hace mucho tiempo, pero no te dabas cuenta, y ves que puedes empezar algo nuevo. Es difícil volver a empezar de cero pero, si cuando escuchas su nombre, sonríes, vale la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario