sábado, 20 de abril de 2013

Tres años en NY.

"Pero entonces, cuando te imaginé en los brazos de otra, casi me muero. No, no quiero que lo dejemos, si tú estás dispuesto a seguir, yo también. Aquí estaré, esperándote hasta que vuelvas. Hablaremos por el ordenador y te escribiré todos los días. Si realmente nos queremos, aguantaremos esta prueba. Y siempre estaré contigo. Como tú dijiste, tres años no son nada. Te quiero más que a nadie en este mundo."

No hay comentarios:

Publicar un comentario