viernes, 6 de abril de 2012

Se felíz.

Créeme, cuando te digo que no vale la pena sufrir. Sé feliz, porque no mereces pasarlo mal. Demuestra al mundo lo que vales, que puedes levantarte tú sola de cada caída, que puedes corregir tus propios errores, que puedes superarte a tí misma, que puedes ser feliz a pesar de fracturas del corazón. Te comprendo perfectamente, porque estamos pasando por la misma situación mi vida. Hazle ver que te necestia, que no puede respirar si no es tu aire, que no puede vivir sin una caricia tuya, o simplemente sin tu sonrisa.
Pero sólo te digo una cosa, que luches. Que luches por lo que deseas. Que luches por él, porque si tú no lo haces, nadie lo hará por tí. ¿Dónde están todos los planes de nuestro futuro? Si luchamos, podemos conseguirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario